Autor: Santiago Canto Sosa

Aut en jom

 

En la colonia Benito Juárez, conocida como colonia Fátima, existe una plazoleta que funciona como campo de béisbol y fútbol.

En la década de 1930 el terreno fue monte; en él anidaban animales domésticos. A dos o tres cuadras de ahí vivió Lucas Ciab, nombre usado inicialmente para llamar a esa parte de la ciudad.

Hasta ese lugar llegó “tío Justo” (Justo Estrada Sosa), apoyado por una carabina calibre 16, con la que se dedicaba a la caza furtiva.

"Tío Justo", en 1989. Foto proporcionada por Ismael Estrada Cuevas
     

En cierta ocasión, se topó con un conejo que –ágil- se movió por la primera base del campo. “Tío Justo” preparó su rifle, apuntó y... cuando quiso jalar el gatillo, el animal corrió en dirección de la segunda base.

El tirador volvió a la carga. Ya tenía en el ojo a la presa; ésta, en repetición de la “jugada” anterior, fue en busca de la antesala.

El cazador señaló el próximo movimiento: ¡Aquí, en jom, te espero!

 
Volver