Inicio de la página
Opinión de
 

Día Mundial de la Poesía

(22 de marzo de 2017)

"La poesía es, para muchos, un imprescindible pan de cada día". Alfredo Pérez Alecart

 
 

El hombre actual vive según lo que le ofrece su momento, a veces se encierra en un mundo de conflictos sociales como la violencia, la inseguridad, la economía mundial, por decir algunos; no se permite regalarse un tiempo para algo que parece tan sencillo e intangible, que puede ser trascendental en su alma, la poesía.

Nos han convertido en esclavos de muchas fronteras, y la única manera de traspasarlas es con las alas de los versos; pues la hermandad de las razas solo puede darse con un lenguaje universal, la poesía.

Al celebrar el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo), nos damos cuenta que no existe tiempos contados en años o siglos, entre un verso y otro verso; parece que todos los poetas vuelven a reunirse en este momento; un encuentro de poesías es el combustible que alimenta los corazones, la comunión perfecta de la pléyades en el firmamento poético.

 
 

La poesía es la conciencia del tiempo que vive, como lo dice Gustavo Adolfo Bécquer: “podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía”.

Por ello, con gran satisfacción, el grupo literario Voces del Ya’axche’ se suma a las olas de la fiesta metafórica en el mundo; siendo el recinto consagrado, el Centro Cultural de la ciudad de Dzitbalché; una velada literaria con lecturas poéticas de Elmer Cocom Noh, Landy Torres Baños, Manuel Sosa Quintal, Gumercindo Tun Ku y Hermenegildo Casanova Jiménez. El deleite musical del saxofonista Moisés Mas Cahuich, la prodigiosa declamación de Mariángel Montero Farfán, y la voz y guitarra de Luis Canul Tun.

El lunes 20 de marzo, ante un selecto público, autoridades culturales -municipales- y miembros de la asociación civil “El corazón de Ah Canul”.

 
 
 
Texto: Gumercindo Tun Ku / Fotos: Gumercindo Tun Ku y Élmer Cocom Noh, en Facebook