Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 
Columna de Teresita

Los libros y la cultura

(15 de abril de 2016)
 
Presentación del libro "Poesía reunida", de Ramón Iván Suárez Caamal
Casa de Cultura de Calkiní. Martes 31 de julio de 2007
 

El libro es una creación humana. Si bien, es considerado como vehículo del conocimiento, fuente de sabiduría, puente entre el lector y el escritor; más allá, de su descripción y  utilidad, es un bien cultural en todas las lenguas del mundo. Gracias a los libros, hombres y mujeres trascienden, sus pensamientos permanecen en el tiempo y en el espacio; las páginas refugian sentimientos y sostienen el conocimiento. Es tal su valía que lectores, coleccionistas, bibliotecas o museos los atesoran.

Los libros también son motivo de celebración en el mundo. Es un evento que inició en España desde 1926, tal iniciativa fue presentada por el gobierno español a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y en el año de 1995, en sesión se aprobó proclamar el 23 de abril como Día Mundial del Libro y Derecho de Autor.

La idea original nació en Cataluña, precisamente una fecha simbólica por la coincidencia del fallecimiento de personajes emblemáticos de las letras: Miguel de Cervantes, William Shakeaspeare, Garcilaso de la Vega; una fiesta genuina en el día San Jorge, en donde se intercambian rosas y libros. De Barcelona para el mundo, el 23 de abril se convirtió en festín para escritores, librerías, libreros, bibliotecas, ilustradores,  editoriales, asociaciones e instituciones. Actualmente, cientos de países en sus respectivas lenguas organizan infinidad de eventos en el marco de tal celebración, especialmente este año, pues también se cumplen cuatrocientos años de la muerte tan célebres escritores.

 
Presentación del libro "De toros y otras faenas" de José Antonio Montero Pérez
Parque "El Ceibo" de Calkiní. Lunes 26 de noviembre de 2012
 

La escuela y los libros

La escuela es uno de los escenarios por excelencia para el aprendizaje, el sitio donde la lectura y la escritura se vuelven actividades cotidianas, necesarias para el aprendizaje permanente y el desarrollo humano. ¿Cómo puede la escuela participar en la celebración  sugerida por la UNESCO? De muchas formas. Inicialmente el director y colectivo docente deberán poseer cultura lectora, compromiso institucional para desarrollar competencias comunicativas en el alumnado, fomentar el hábito de leer, formar niños lectores, jóvenes escritores, estudiantes con habilidades para producir textos y comprender lo que leen. Construir ambientes alfabetizadores con diversos textos, crear, usar la biblioteca de aula y del plantel escolar, promover el libro de la semana, lectores acompañantes, organizar festivales de lectura, ferias del libro, conversaciones con escritores, ilustradores, visitar bibliotecas, maratones de lectura, recitales poéticos, representación teatral de alguna novela, leyenda, teatros guiñol de cuentos infantiles, talleres de creación y apreciación literaria, club de lectores en la escuela, y una larga  lista de ideas que de acuerdo a la creatividad puedan ejecutar. Afortunadamente, cada vez hay más sugerencias disponibles en sitios web, publicaciones, programas, asociaciones  y hasta publicidad relacionada con ese fin. Todo aquello que contribuya a la formación lectora, ¡bienvenido!

La tarea es permanente no exclusiva de la escuela, pero sí, donde al menos, algunos pequeños continúan la convivencia con los libros que iniciaron en el hogar, otros, empiezan a relacionarse con el mundo de las letras. En casa o en la escuela, leer puede ser una actividad divertida siempre y cuando no se use como medida de castigo.

Capital Mundial del libro

Un libro puede ser el puente para imaginar futuros; principal portador de cultura y al mismo tiempo, el vehículo  más cómodo para viajar.

Estimado lector, este día del libro, celebre,  lea…regale, done, sugiera, compre… ojala algún día, las voluntades y acciones de dependencias gubernamentales, escuelas, asociaciones, escritores locales, bibliotecarios, lectores de nuestra ciudad centenaria, unan sus proyectos de lectura y presenten antes la UNESCO su candidatura para que San Francisco de Campeche sea Capital Mundial del Libro, como han sido Madrid (2001), Alejandría (2002), Nueva Delhi (2003), Amberes (2004), Montreal (2005), Turín (2006), Bogotá (2007), Ámsterdam (2008), Beirut (2009), Liubliana (2010), Buenos Aires (2011), Ereván (2012) Bangkok (2013), Port Harcourt (2014),  Incheon (2015) y este 2016, Wroclaw (Polonia).
¡Vivamos la fiesta de los libros!

Abril 2016.

 
Apertura de la Exposición y Venta de Libros (Asociación de Libreros de Yucatán A.C.)
Palacio Municipal de Calkiní. Viernes 27 de noviembre de 1992
 
 
Texto: Teresita Durán Vela, 15 de abril de 2016 / Fotos: De y archivo de Santiago Canto Sosa