El corazón de Ah' Canul - 47
Inicio
La receta (recopilación)
Fred Berzunza Chacón
Portada -47
 
Foto: Santiago Canto Sosa
 

Masa de ramón

Para un kilo
Se recolectan las semillas y se les quita la cáscara. Se lavan y se ponen a cocer con un gramo de bicarbonato de sodio hasta que queden suaves y con sabor a papa. Se les quita la telita que las cubre y se muelen igual que el maíz conocido como nixtamal.

Esta masa es la base para otras recetas. Se puede utilizar para hacer todas las comidas que se preparan con la masa de maíz o nixtamal –panuchos, salbutes, tamales, tortillas–, pero la masa de ramón es más nutritiva y saludable y además tiene un buen sabor.

 

Pastel de ramón

Ingredientes:
1 taza de ramón molido tostado medio, 1/2 taza azúcar, 1/2 taza harina trigo, 1/2 taza harina integral, 1 cucharada royal, 3 huevos, 3 plátanos bien maduros machacados, 1/2 taza aceite y 1 cucharadita de vainilla.

Preparación
Tostar la harina de ramón. Mezclar los ingredientes secos en un tazón. Mezclar los ingredientes en otro tazón. Combinar las dos mezclas, la masa debe ser bastante líquida. Probar para asegurar buen sabor (a veces requiere más azúcar) y poner en un molde para pastel. Hornear 25 minutos a 180°, debe quedar ligeramente húmedo en su interior. Se puede cubrir con mermelada, con merengue o con betún de chocolate.

 

Café relajante

Ya limpias, las semillas del ramón se tuestan en comal o en horno de panadería hasta que queden oscuras (hay que cuidar que no se quemen). Después se muelen con un molino de mano para obtener un polvo grueso.

Preparación
Se ponen a hervir en una olla 4 tazas de agua con 4 cucharadas del polvo, se le agrega azúcar y canela al gusto, se deja hervir y se retira del fuego para servir. El resultado será una infusión con olor, color y sabor semejante al café, pero no contiene cafeína, por lo que todos, incluso los niños, lo pueden tomar.

 
 

Tomado del “Diario de Yucatán”.

 
Foto: Santiago Canto Sosa