El corazón de Ah' Canul - 49
Inicio
Espíritu patriótico
Felipe J. Castellanos Arcila
Portada - 49
 

La llegada de un nuevo gobierno en nuestra vecina nación del norte, con claras actitudes de hostigamiento a los mexicanos, ha provocado hacia el interior del ámbito nacional el despertar de un sentido de unidad en defensa del valor más preciado para quienes nos decimos hijos de esta patria, la defensa del orgullo y del espíritu patriótico.

Por más razones que esgrima el mandatario vecino y por más transgresiones cometidas por los mexicanos a las leyes de ese país, son las formas y las actitudes asumidas por su presidente, en el velar por sus intereses, las que realmente ofenden a nuestra dignidad y de allí la clara manifestación de rechazo de nuestra parte hacia ese gobierno.

Más ofendidos debiéramos estar los mexicanos por las intromisiones de los gobiernos norteamericanos, de todos los tiempos, en los asuntos internos de nuestro país, o por la pérdida de la mitad de nuestro territorio en épocas remotas y aun así, con esos agravios, habíamos mantenido relaciones de vecindad de manera civilizada.

Sin embargo, las razones o sinrazones expuestas por el Señor Trump, como justificantes de su actuar no deben ser descartadas sin antes llegar a un verdadero y profundo análisis de las mismas, allí sin duda encontraremos los retos y caminos que nos lleven a la solución de muchos de los diversos problemas que como nación nos aquejan. No basta con declaraciones ni marchas si no van acompañadas con acciones de verdadero espíritu patriótico. El orgullo de la mexicanidad no solo se debe manifestar con las desbordantes muestras de alegría ante el triunfo de nuestra selección nacional de futbol, o vitorear a los héroes de la Independencia en la Ceremonia del Grito, en la noche del 15 de septiembre; el patriotismo se asume con el actuar cotidiano de manera honorable y responsable de nuestras autoridades, de todas las esferas de gobierno, con el ejercicio de una ciudadanía vigilante y participativa en los ámbitos comunales y familiares, pero por sobre todo cumpliendo con lo que nos corresponde a cada uno en lo personal como mexicanos.

En el ámbito local el espíritu patriótico se manifiesta en el mes de septiembre, llamado el Mes de la Patria, cuando muchos de nuestros ciudadanos se manifiestan a través de la exposición de la bandera nacional en sus vehículos o en las fachadas de sus domicilios; sin embargo, algunos de ellos olvidan ponerlas a resguardo concluido el mes de las festividades patrias, perdiéndose con ello el propósito para lo cual fueron colocadas; de igual manera sucede con las notas de nuestro Himno Nacional, que de acuerdo a las normas legales que rigen el uso de los símbolos patrios,  de éste solo habrá de hacerse uso en ceremonias oficiales y actos cívicos, las notas del himno para señalar determinada hora del día en el reloj ubicado en el palacio municipal queda en la misma situación del uso inadecuado de los símbolos patrios con el pretendido propósito de enaltecer el espíritu patriótico.

Ya que hablamos del reloj municipal, me parecería más propio escuchar a las 6 de la mañana las notas de la composición “Calkiní”, de nuestro músico y poeta local José Alfredo Briceño, en lugar de “Guadalajara” la muy bella composición del folklor nacional, tan bella como la nuestra, pero considero más adecuado que lo primero sería resaltar el orgullo de lo nuestro, ya que… Calkiní también es México.

Al cierre de esta edición, el Presidente del vecino país del norte, recibió “un poco de agua caliente de su propio chocolate” o más bien “una jarra de agua fría para sus refrescos”, la derrota de una de sus iniciativas en el Congreso Norteamericano; esperemos que esto lo ubique en la realidad de un mundo en la que todos necesitamos de los demás, con más justificada razón si se trata de nuestros vecinos. Entretanto los mexicanos, y los calkinienses en lo particular, desde nuestras autoridades, hasta la propia ciudadanía, hagamos lo que nos corresponde; ¿no les parece?

 
Foto: Santiago Canto Sosa. "Quema del mal humor", Carnaval de Calkiní 2017