Municipio
Inicio de la página  
 
"Kan coben" las que se iban a matrimoniar, tenían que hacer tres semanas en el convento para aprender a trabajar. Dibujo de Renán Suárez Cárdenas

Texto copiado, literalmente, de la página 56 del libro "Historia Gráfica de Calkiní", de Manuel Herrera Pech.

 

1561, Después de la visita de Fray de Ponce, se consideró la urgencia de la presencia de las MONJAS las que fueron movilizadas de los conventos de España.

Las madres en su gran labor, tomaron a su cargo a las jóvenes nativas, dando doble educación: aprendían a escribir y leer y a cocina para el desempeño en el hogar de una nueva generación.

Por ese nuevo sistema de vida, abandonaron las costumbres Mayas en la alimentación. Las madres católicas utilizaban carnes de distintos animales, para variados guisos. Establecieron la costumbre de que toda mujer que iba a casarse, tenía la obligación de hacer siete semanas en el convento, para que al llegar a su nuevo hogar, pudiera llevarlo por buen camino, dicha costumbre terminó cuando cambiaron el sistema de trabajo del Clero y quedó establecido las siete semanas de amonestaciones anunciadas cada domingo, que los Mayas le llemaron KAN COOBEN (Recibir la Cocina). (Manuel Herrera Pech)

Volver Avanzar