Ensayo Monográfico de la ciudad de Dzitbalché

CAPÍTULO VIII: PERSONAJES DE MI CIUDAD

 

Sería muy largo enumerar a personas oriundas de esta ciudad, que han destacado inclusive a nivel nacional e internacional, en distintas ramas como la música, la política, la medicina, la empresa, el comercio, la cultura, la artesanía, y otros tipos de ocupaciones. Asentaremos en este trabajo, la trayectoria de algunos de ellos.

 
ENRIQUE HERRERA MARÍN.
 

MANUEL RAMÍREZ HEREDIA ALIAS "HUECH".

En la vida cotidiana de nuestra ciudad han destacado personajes en la política, las artes, la ciencia, el deporte y, de manera muy especial, el humorismo en todo su esplendor.

En este sencillo relato nos ocuparemos de don Manuel Ramírez Heredia, más conocido como “Huech”.

En su juventud destacó en el béisbol como integrante del equipo “Cooperativa Chenes”, que participó en aguerridos encuentros contra los mejores equipos del estado de Campeche.

Cuando mermaron sus facultades deportivas se enfundó la careta y el peto, y colaboró como umpire en las ligas locales. En la tribuna de los campos deportivos siempre colaboraba con la narración, la anotación o en la aclaración de cualquier jugada de béisbol.

Era indispensable en las serenatas, ya que tocaba el tinacordio, aparato rústico que se componía de una tina y una cuerda tensa, que hacía las veces de bajo y que él dominaba magistralmente.

Entre sus aptitudes naturales entendía todo tipo de chamba. Así como manejaba con arte una cuchara de albañil, le hacía a la carpintería, instalaciones electrónicas y a la composición de planchas, licuadoras, lavadora, abanicos y otros enseres domésticos.

Su humorismo era indispensable en todas las reuniones, ya que sabía chistes de “todos colores” y tenía gracia especial para contarlos.

En los bailes era el centro de atracción; así como se “reventaba” un danzón, se movía rítmicamente al compás de un rico mambo. En los carnavales, hacía gala de su ingenio al disfrazarse con trajes sencillos pero llamativos.

Estuvo casado con la maestra Concepción Turriza Peña, con quien procreó cinco hijos.

Desde 1960, trabajó como conserje en la Escuela Primaria “Ángel Castillo Lanz”, donde se ganó el aprecio de maestros y alumnos por su don de gente.

Lo sorprendió la muerte en noviembre de 1989. Desapareció físicamente, pero su recuerdo lo llevaremos siempre todos los que lo tratamos tantos años. Descanse en paz el amigo “Huech”.

 

RUBÉN LEONIDES PECH TUN (EL PROFESOR NELO). 1919-1989.

 
Foto incluida en la página 76
 

Hablar del profesor Nelo, es ocuparme de todo un personaje, que destacó en distintos aspectos de la vida. Como profesionista fue fundador de academias comerciales; como deportista, en la práctica de básquetbol y sóftbol; como impulsor del desarrollo turístico, de un terreno agreste hizo surgir el balneario “San Vicente Chuc-say”, que se encuentra a un kilómetro de esta ciudad.

En su larga vida de triunfos profesionales tuvo el apoyo de su esposa Rosa María May y de sus 10 hijos.

Los que tuvimos la fortuna de tratarlo, conocimos su don de gente con todas las personas, sin importarle condiciones sociales.

Nació en la entonces villa de Dzitbalché, el 4 de abril de 1919, siendo sus padres Tárcilo Pech Castillo y Serafina Tún Zí.

Realizó sus estudios de educación primaria en la escuela “Ángel Castillo Lanz”.

Con deseos de mejorar, viajó a la ciudad de Campeche, donde trabajó en huertos y en la construcción del Ferrocarril del Sureste.

En 1931, emigró a Mérida, en donde ingresó a la Escuela Internacional de Comercio que dirigía don Crescencio Andrade, terminando en 1937 la carrera de Secretario Taquígrafo, y en 1938 la de Contador Privado.

En 1939, trabajó como Corresponsal Taquígrafo en Productos de Henequén S. de R. L., algo así como CORDEMEX, que controlaba todas las cordelerías.

Durante varios años de su juventud practicó el sóftbol en Dzitbalché, obteniendo trofeos en campeonatos. También jugó básquetbol.

En 1940, laboró como Oficial Mecanógrafo en Henequeneros de Yucatán, sección Agrícola.

De 1941 a 1946, ocupó el cargo de Contador General en la Cordelería Sisal S.A.

El 25 de junio de 1942, se casó con la Srta. Rosa María May y Godoy, con la cual procrearía diez hijos.

A fines de 1946, fundó la Escuela Comercial “Chichén–Itzá, ocupando el puesto de director y maestro. Esta escuela contaba con servicios de internado, carreras comerciales de contador privado, secretarios comerciales, taquígrafos, mecanógrafos, auditores, modistos y clases de automovilismo; de ella egresaron alumnos que se destacarían más tarde en la Banca y en el Comercio de distintas empresas del país.

Para apoyar su academia, editó el libro “Manual de Ortografía” y “Nociones Gramaticales (tres ediciones). En el mismo año puso en marcha su propio despacho contable.

Impartió clases de alfabetización de la lengua maya y el idioma español a la gente humilde de Dzitbalché, los fines de semana, ya que tenía un gran cariño a su tierra natal.

En 1951, ocupó el cargo de Auditor de la Tesorería Municipal de Mérida, Yucatán. En 1953, el Ayuntamiento de ese lugar le otorgó un reconocimiento por su trabajo.

En 1958 recibió un diplomado de la Asociación de Contadores de Yucatán por haber sido precursor de la Constitución de esa asociación y su primer tesorero.

Además de Contador, estudió la carrera de funcionario en la Escuela Bancaria y Comercial de México, D.F.; Auditor, Contador Industrial, y Curso de Inglés, por correspondencia, en National Schools Los Ángeles, California.

Con el propósito de regresar a su lugar de origen, compró en 1966, al Sr. Froilán Ortiz, la finca rústica “San Vicente Chuc-say”, comenzando con la crianza de animales porcinos, avícolas, ovinos, y apiarios. Seguidamente, fomentó viveros de árboles frutales, rosas y hortalizas.

Dadas las circunstancias, que por ese lugar y época la gente no tenía alternativas de distracción familiar, nació la idea de las piscinas al aire libre y subterráneas. De esta manera, lo convirtió en centro turístico, reconociendo como patrón del balneario a San Vicente Ferrer.

En 1987, asesoró la apertura de la Academia Comercial “Adorálida Patrón”, de Dzitbalché, donde organizó todas las carreras comerciales. Fue el director de la Academia, inaugurada el día 7 de septiembre del mismo año.

Falleció de cáncer el 19 de junio de 1989, después de una larga dolencia.

 

RAMÓN FERNANDO TALAVERA SOSA.

 
MARIO GILBERTO KEB MAS.
 
 
 
Fuente e imagen: Ensayo Monográfico de la ciudad de Dzitbalché. José Rafael Talavera Sosa. Edición del Ayuntamiento de Calkiní, Campeche. Multi Impresos de Campeche, agosto de 2002.88 Págs.