Calkiní, 30-31 de diciembre de 2013
 
Tradición de la quema del Año Viejo en Calkinì. Lo incineran como símbolo de lo malo
 

La quema del Año viejo es una tradición en esta tierra; que se recuerde, fue hace más de 30 años que María Eugenia Interián Blanqueto fue la pionera en armar, exponer y quemar un muñeco que simula al "Año viejo", quien coloca al muñeco a las puertas de su domicilio, el cual será incinerado el 31 de diciembre a las 12 de la noche.

A raíz de eso, numerosos calkinienses han adoptado esta tradición la cual ya forma parte del folclore de este lugar.

 
 

"Es una de las  tradiciones más arraigadas; cada 31 de diciembre, a las 12 de la noche, comienzan a ser quemados muñecos de distintos tamaños, costumbre que se mantiene viva, que simboliza al año que se va y quemar las cosas malas del año que termina; éste es un muñeco elaborado con ropa vieja, cartón, papel, relleno de paja o aserrín y con artefactos pirotécnicos. Se cree que es de origen hispano, derivado de rituales paganos europeos como los Saturnales de los Romanos o los rituales Celtas y el Olentzero en el país Vasco y Navarra de España.

Otra teoría señala que tiene vínculos con la represión de los indígenas americanos a manos de los españoles, pues en algunas regiones los elaboran con características físicas europeas con ojos azules o verdes. En México, el ritual empieza 2 ó 3 días antes del año nuevo; el muñeco se coloca al frente de la casa, con un recipiente para recaudar limosna que será empleada parar comprar cohetes y golosinas. En Veracruz, los indígenas, "mixe-popolucas" realizan una danza "el Chenu" nombre que le dan al "monigote"; los danzantes niños y jóvenes se disfrazan de diablos color rojo, máscaras con casco y cola y tenedor largo de madera, otros se disfrazan con vestido negro y semejan embarazo, su papel es plañir estribillos y llorar a la hora que se quema el muñeco.

 
 

En algunos países latinoamericanos es acompañada la quema del  "año viejo" con la lectura de un testamento basado en anécdotas vividas por los propios vecinos les resulta divertidos, los muñecos representan personajes de cualquier tipo, desde políticos o artistas" (*uni>ersia.Colombia."Quema del año... Escrito por Especial DLA. El Diario de los Andes.http//diariodelosandes.com/).

En el Libro "Los cantares de Dzitbalché, en el Cantar VIII "La ponzoña del año", este cantar nos relata los días difíciles en que los mayas se encerraban en una choza por una semana, completamente a oscuras, en ayunas, una especie de "purificación" y por las noches no dormían por temor a que en esos días se soltaban los "espíritus malos" que los podían matar; al séptimo día que coincidía con el fin del año, salían y quemaban todos sus utensilios, ropas, etc., y al salir el sol del "año nuevo" daban gracias a Dios por un nuevo año de vida y ofrecían inciensos, flores, frutas y esperanzas por el nuevo año que iniciaba. Esta costumbre la hacían nuestros antepasados los mayas y que ahora al paso del tiempo se sigue realizando, de otra manera pero con el mismo significado

 
 
 
 
Fuente: Carlos Fernández Canul, 30/12/2013 / Fotos: Santiago Canto Sosa, 2013(2), 2012 y 2011