Calkiní, 5 de junio de 2008
 
El pirata Francisco Campos lanzó sin hit ni carrera ante Pericos de Puebla
Por Luis Mercedes Esquer Casillas
 

El sonorense Francisco Campos lanzó sin jit ni carrera ante los Pericos de Puebla, a quienes venció 2 x 0 en el estadio Nelson Barrera Romellón, la casa de la nave filibustera.

El anhelo de "Pancho Ponches" se vio cumplido. Antes de iniciar la temporada mencionaba que lo único que le faltaba en el béisbol mexicano era lanzar un juego sin jit ni carrera; y la tarde del jueves 5 de junio logró la hazaña.

Hace dos años, en Poza Rica, lanzó ocho entradas y un tercio sin permitir hit ni carrera. "Nos quedamos a dos outs de lograrlo, pero hoy se nos hizo, mencionaba en el dogout de los Piratas de Campeche, Héctor Páez, con quien hizo batería".

Francisco Campos hizo 77 lanzamientos para el home, de los cuales 52 fueron strikes y 25 bolas malas.

Francisco Campos, luego de lanzar sin hit ni carrera (05/06/2008)
 
Felicidad en el equipo campechano
 

El encuentro tuvo una duración de 1:50 hrs. Es la segunda ocasión que se lanza un juego sin hit nit carrera en el estadio Nelson Barrera. El primero fue el 28 de junio del 2001, cuando Ravelo Manzanillo consiguió el doble cero, cuando los Leones de Yucatán vencieron 1 x 0 a Campeche.

Fue en el primero de un doble juego y curiosamente también fue en jueves. Un guión muy parecido; un día antes había llovido.

Francisco Campos Machado, antes de iniciar la serie con Puebla, estaba contemplado para que lanzara el miércoles 4 de junio, en lo que sería el segundo encuentro del compromiso. Sin embargo, el timonel bucanero, Héctor Estrada, tuvo que hacer un ajuste, porque Francisco Campos había lanzado en el Juego de Estrellas de la temporada 2008 de la Liga Mexicana, el pasado domingo en el estadio Calimax, de Tijuana.

"En la cuarta entrada me di cuenta que lanzaba sin hit ni carrera, pero no me desesperé, seguí lanzando tranquilo, tenía un catcher muy inteligente como es Héctor Páez y gracias a Dios se me dio lo que tanto he anhelado".

En el dogout nadie decía nada, pero la fiesta no para, señala el lanzador sonorense radicado en Campeche desde el año 1991. Antes decía, me falta un sin jit; ahora digo: "Voy por el perfecto".

La franquicia de los Piratas de Campeche, posee una marca importante en el staff de pitcheo. En 29 campañas, el pitcheo del equipo peninsular ha logrado ocho juegos sin hit ni carrera, incluyendo dos juegos perfectos: De Herminio Domínguez, el 14 de abril de 1985 cuando le ganó 1x0 al Córdoba y de Don Heinkel el 2 de junio de 1992, cuando le ganaron 7x0 a los Diablos Rojos del México.

También han lanzado dobles ceros: El mismo Herminio Domínguez (1982 y 1986), Bernardo Cuervo de la Fuente (1995),  Narciso Elvira (dos veces en 1999) y Francisco Campos (2008).

De los ocho dobles ceros, seis de ellos han sido en territorio campechano y únicamente dos veces se confeccionaron en gira. En 1986, Herminio lo consiguió en Veracruz, y en 1999 el también zurdo Narciso Elvira, en Cancún.

 
Rubén Rivera, en su turno al bat, en el sexto acto
Francisco Campos, con su receptor Héctor Páez
 

Se han labrado ocho sin hit ni carrera en tierras campechanas, de los cuales seis han sido del pitcheo filibustero y únicamente dos de los visitantes: Israel Velásquez de Minatitlán en 1993, y el dominicano Ravelo Manzanillo de los Leones de Yucatán, en el 2001.

Al término del encuentro, Francisco Campos recibió la felicitación de sus hijos, quienes portaban el uniforme del Instituto Mendoza, donde estudian y donde no tuvieron tiempo de irse a cambiar. Ahí estaban su esposa, Karime, sus hijos, Najla, Panchito Jr. Y Melany.

Era lo que tanto deseaba mi esposo y que bueno que hoy lo consiguió, decía la Sra. Karime Golib.

El niño Francisco Campos cuenta con 11 años de edad y tiene un enorme power; es un prospecto del béisbol campechano. Forma parte de la selección Campeche, de la categoría 11-12 años.

La labor monticular de "Pancho Ponches" fue de cero carreras, cero jits, tres ponches (Lorenzo Buelna, René Reyes y Ricardo Serrano), tres bases (René Reyes, Luis Figueroa y Jesús Arredondo).

De los 21 ponches, 12 fueron rodados,seis elevados y tres chocolates.

En la séptima entrada, Lorenzo Buelna se embasó con error del parador en corto Javier Robles.

"Anduve un poco descontrolado, porque la loma estaba un poco dura", comentó Campos.

El panameño Rubén Rivera, quien viene saliendo de un slump, conectó un par de jonrones en la segunda y cuarta entrada.

"No salí en busca de la bola, nunca las ataqué, únicamente hice el contacto con la pelota y éstas se fueron; fue importante el apoyo que me han dado mis compañeros y el manager, además me siento contento por aportar un grano de arena para esta obra que consiguió Pancho", finalizó el panameño Rubén Rivera.

 
Francisco Campos, con su familia
 
 
Fuente y fotos: Luis Mercedes Esquer Casillas; 5 de junio de 2008