Calkiní, 5 de junio de 2017
Fallece Adalberto Canto Gutiérrez. Nutrido funeral. El obispo oficia misa
Por Carlos Fernández Canul
 

El lunes 29 de mayo, en la tarde, falleció en esta ciudad el señor Adalberto Canto Gutierrez; contaba con 79 años de edad. Don Adalberto trabajó durante muchos años en el Ingenio Azucarero "La Joya" (municipio de Champotón), donde se jubiló. Tronco de respetable familia de Calkiní. Su esposa: Florinda Sosa Cabrera; sus hijos: José Adalberto, José Luis (presbítero), Santiago Alfonso, María del Rosario, María del Socorro, María Concepción y María Isabel; y numerosos familiares.

 

EL OBISPO CELEBRA MISA DE CUERPO PRESENTE. En la tarde del martes 30, el Obispo de Campeche, Mons. José Francisco González, concelebró Misa de cuerpo presente en el templo de San Luis Obispo, junto con 10 sacerdotes de la Diócesis.

En su mensaje el Obispo mencionó: Hoy ha sido llamado el hermano Adalberto ante la presencia de Dios, vayamos con alegría al encuentro del Señor. Nos dice el Evangelio: morir, al que tiene fe significa al encuentro del señor. Estamos con la tristeza de la realidad humana, de la pérdida de un ser querido, quien es padre del presbítero José Luis, ya que hoy el hermano Adalberto ya goza de la presencia del Señor. Jesús nos dice: en la casa de mi padre hay muchas habitaciones para que disfruten del gran banquete celestial. María nos acompaña en este caminar de la vida; encomendemos al Señor su alma del hermano difunto, ya que el participa de la alegría de los santos; y elevemos nuestra oración para que le dé el descanso eterno.

Antes de concluir la misa, el presbítero José Luis agradeció a todos los presentes las sentidas muestras de solidaridad por la pérdida de su señor padre. De igual manera, el Pbro. Juan Eliodoro Kantún (párroco local) agradeció a la feligresía las muestras de condolencias hacia los familiares del extinto. 

Al concluír la celebración eucarística, el cortejo fúnebre partió del templo parroquial para más tarde recibir cristiana sepultura en el panteón municipal, donde despidieron a don Adalberto.

Cabe mencionar que en verdad, y por vez primera, se notó la estimación de la que gozó don Adalberto, un señor muy respetado que dejó huella en sus hijos que gozan del respeto de la comunidad. Fue una misa concurrida que atrajo a numerosos presentes como sacerdotes de varios lugares del estado, seminaristas, Madres Clarisas, representantes de grupos católicos, alumnos del Instituto Mendoza de la ciudad de San Francisco de Campeche, y fieles que abarrotaron el recinto; así como numerosas amistades que lo despidieron con tristeza en el cementerio.

 
 
Texto y fotos(2): Enviados por Carlos Fernández (01/06/2017) // Foto(1): Santiago Canto Sosa