Calkiní, 4 de octubre de 2017
 
Discurso de Wilma Cauich, Maestría en Pedagogía y Práctica Docente UPN 2015-17
Entregan Cartas de Candidaturas de Maestrías en la UPN (30/09/2017)
 

Muy buena noche, distinguidas autoridades del presídium, estimados compañeros, y público que nos distingue con su presencia.

En esta velada, compartimos la celebración de nuestro logro, al concluir una etapa de nuestro historial académico; la satisfacción por alcanzar una meta personal que fortalecerá nuestra labor profesional.

Hoy tengo la alta distinción de representar a mis compañeros de Generación, dar voz y expresar un testimonio de gratitud por el gozo de este momento,  al avanzar un peldaño más, obtener con ello la recompensa a nuestro esfuerzo y perseverancia.

Meses  de entrega, dedicación y responsabilidad en el cumplimiento de la tarea diaria en el estudio, compartiendo largas horas y jornadas laboriosas pero gratificantes.

A lo largo de los meses, nuestra presencia en las aulas y pasillos, compartimos momentos intensos de reflexión, instantes de armonía y hasta, horas desafiantes para terminar con las tareas.

Al  final de cada semestre, despedirnos con la esperanza de regresar y mirarnos otra vez. Han sido, mañanas, tardes, noches y hasta fines de semana que con el tiempo hilvanaron, conocimientos, experiencias, habilidades y afectos.

El estudio ha sido una generosa oportunidad. Para muchos de los aquí presentes, una motivación; la inspiración de  desarrollo profesional y motivo de crecimiento personal.

Nuestra preparación es valiosa como lo es cada uno de nosotros, somos parte de la Maestría en Pedagogía y Práctica Docente.

Esta noche, quienes concluimos los estudios de Maestría, refrendamos nuestra vocación, reafirmamos los valores personales, fortalecemos los vínculos afectivos en un ambiente de armonía; ofrecemos solidaridad con la misión al servicio de la educación.

En  esta ceremonia, recibimos con alegría la Carta de Pasante, nuestra familia ha sido nuestra aliada, nuestros compañeros, solidarios y celosos de su deber, compartimos este gran momento.

Nos enorgullece pertenecer a la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad María Lavalle Urbina, una institución formadora comprometida con la superación profesional, la calidad académica que inspira a  abrazar la misma misión y contribuir humildemente en la grandeza de nuestro Campeche.

En este instante, el honor de representarlos y manifestar nuestra gratitud por este logro individual y colectivo.

En nombre de todos los que  integramos la Generación de Maestría, expreso nuestro sincero agradecimiento, por la comunión de esfuerzos y voluntades de asesores, directores y coordinadores, especialmente de las autoridades educativas y del Maestro Ricardo Medina Farfán, Secretario de Educación.

Felicidades a todos, días como hoy, coronan la victoria y el gozo  de nuestras alegrías.

Gracias por creer en nosotros y en nuestra preparación, siempre en  beneficio de la educación de esta tierra pródiga que nos da sustento y a la que servimos como ciudadanos de buena voluntad.

Felicidades.

Muchas gracias.

Calkiní, septiembre 30 de 2017

 

 
 
Texto y fotos: proporcionadas por Wilma Cauich Tun