Calkiní, 11 de septiembre de 2011
 
Juan Manuel Fernández Canul, un marino calkiniense que recorrió el mundo
 

Por Carlos Fernández Canul

 

El hombre que se traza una meta y lo logra es de admirarse; son pocos los seres que logran alcanzar un sueño, tal es el caso de Juan Manuel, marinero originario de esta ciudad, que un día emigró hacia otro lugar en busca de trabajo y de nuevos horizontes. Desde muy pequeño soñó con recorrer el mundo en barco, con la ilusión de darle a su tierra natal un Salón Cine como el de las grandes ciudades.

Juan Manuel Fernández Canul
 
 

Encontramos a Juan Manuel Fernández Canul en la tranquilidad de su hogar, junto con la compañera de su vida, su esposa Rafaela Porter Ayala; tienen un hijo: Juan Carlos de la Trinidad.

Ahí vemos al marinero junto a sus numerosos “Souvenirs”, que nunca acaba de contemplar, y recordar con nostalgia los numerosos viajes que realizó, todos ellos con sus anécdotas, aventuras y bellos recuerdos que nunca olvidará. Evoca la infinidad de lugares que conoció, recorriendo los 5 continentes, sorteando peligros, alegrías y más que nada la tristeza de estar lejos de los suyos. El nació el 24 de junio de 1946, tercero de 7 hermanos, José, Vicente, Jorge, Carlos, Enrique e Ismael. Sus padres fueron José Fernández Tuyin(+) e Isabel Canul Ojeda(+).

Juan Manuel nos concede esta entrevista, ya que considero que es el único calkiniense de profesión Marino, que sin pensarlo recorrió el mundo trabajando en barcos cargueros, conviviendo con personas de distintas nacionalidades (éramos 85 personas trabajando a bordo, hay cocineros, doctor, capitán, jefe de máquinas, etc.), gentes que a diario se ganan la vida en las aguas de los mares del mundo. Nos platica de sus viajes, de momentos tristes como el de un compañero que se lo tragó el triángulo de las Bermudas; "aquí las aguas son fuertes y Fredi Martínez cayó al mar y nunca volvió; es bonito conocer lugares lejanos que solamente los millonarios pueden conocer".

Un día, Juan Manuel sale de su natal Calkiní, para ir a Progreso, Yucatán, donde tuvo su primer trabajo; entra a trabajar en un taller de herrería de los hermanos “Jiribú”. por las tardes se iba a los muelles para ver pasar los barcos en el horizonte, y volaba su imaginación de que algún día estaría en uno de ellos. Conoció a un gran amigo, José Miguel Rodríguez "El Yuca"(+), quien lo anima a embarcarse; un día se dirigen hacia Belice, luego a Honduras, pero fracasan y regresan de aventones hacia Yucatán.

Primer viaje. El 6 de noviembre de 1968 emprende vuelo aéreo Mérida-Nueva Orleans, y en Houston, Texas, aborda su primer barco, sueco, el “Scandia-Clipper”, transportando cargamento de soya con destino a Japón; "aquí visitamos Yokohama, Corea, Indonesia, Grecia, Kawasaki, Kobe y varias islas. De ahí nos mandaron a Manila, Filipinas, donde cargamos armamentos para llevarles a los soldados hasta Vietnam". Desempeñó numerosos trabajos, desde engrasador de máquinas, mantenimiento, timonel, etc. El barco mide 30 metros de ancho por 200 metros de largo. Los barcos tienen hasta 10 pisos, ya que cuentan con elevador para subir y bajar.

 
 

Segundo viaje. En Houston, Texas, abordan el barco petrolero noruego “Solt Sagona”, el cual recorre Centroamérica y Sudamérica, visitando los puertos de Honduras, Nicaragua, Costa Rica; Cartagena, Colombia; Guayaquil, Ecuador; Callao, Perú; de Chibote, lugar donde sintieron un terremoto, siguieron a Valparaíso, Chile, transportando metanol, gasolina, aceites, grasas... Desembarcan en Corinto, Nicaragua, para disfrutar sus vacaciones.

Tercer viaje. Abordan en Miami el barco petrolero noruego “Team Vega”, zarpado rumbo al Caribe y parte de Centroamérica; cruzan el Canal de Panamá; visitan Puerto Príncipe, Haití; algunos puertos del Perú; llegan a Nueva Zelanda, Mombasa, Kenia, donde cargaban melaza para llevar a Nueva York. De igual manera, pasaron por islas del Caribe como Bermudas, Jackson Bill, Bahamas y Aruba.

Cuarto viaje. "Aquí abordamos el barco porta-contenedores 'El Panamerica'; recorrimos el Caribe, Jamaica, Aruba, Bonaire; en Guatemala nos agarró un mal tiempo, donde estuvimos 8 días a la deriva. Se perdió todo, pues tuvimos que echar al mar todos los tráileres cargados de mercancías".

Quinto viaje. El barco noruego “El Ponderosa” salió de Miami rumbo a Zadar, Yugoeslavia, para cargar carbón mineral para traer a Lázaro Cárdenas, Michoacán. "De ahí salimos para Canadá al puerto de Vancouver, cargando madera para repartir a Europa; recorrimos Francia, Italia, Holanda, Alemania y otros puertos; pasamos por el peligroso Golfo de Vizcaya, siendo este mi último viaje, en el año de 1980".

Juan Manuel nos muestra varias colecciones de estampillas y billetes de varios países que visitó, postales, recuerdos, souvenirs. Y dejamos a este viajero de los mares, rodeado de su familia, y más que nada de sus recuerdos, que algún día le contará a sus nietos y con la satisfacción de haber cumplido su sueño: el ahora Salón Cine “Camino Real”.

Septiembre 6 de 2011.

 
 
 
 
Fuente y Fotos: Carlos Fernández Canul; 10 de septiembre de 2011