Calkiní, 9 de julio de 2002
 
Reseña de la Ceremonia de Graduación de la Generación 1998-2002
 

Le dijeron adiós a su escuela, luego de cuatro años de estancia en salones de clases y en campos deportivos, donde emplearon fuerza e inteligencia. Le dijeron adiós, pero este adiós huele a un ¡hasta luego!

Cuarenta y cuatro muchachos -37 varones y 7 mujeres- recibieron ayer sus constancias de terminación de estudios, en una noche sin amenaza de lluvia. Sólo lloviznó un poco de nostalgia, que se apagó al concluir la Ceremonia de Graduación de la Generación 1998-2002, de una Escuela Normal de Licenciatura en Educación Física, que a lo largo de sus once años de existencia, aún no tiene un terreno propio, para albergar su presente y su futuro.

Fue a las 21:35 hrs. cuando las autoridades civiles y educativas tomaron sus lugares en la mesa de honor. Los maestros de ceremonias, profesores Martina Kantún Can y José Hernán Escamilla Saavedra, condujeron el programa.

La alcaldesa, madrina de los nuevos licenciados, fue la primera en ponerse de pie, para recibir los aplausos de los egresantes, que no habían "calentado" sus manos para esbozar las palmadas que se dieron después del acto de repartición de documentos.

Luego, vinieron los nombres de quienes entregaron el papel deseado a los futuros docentes: Lic. Margarita Contreras, Directora de Formación y Actualización Docente, de la SECUD; Prof. César Arcila, Diputado por el XVII Distrito Electoral; y un cúmulo de profesores -como hay en cada esquina de nuestro municipio-: Manuel Avilés Cuevas, Director de Educación, Cultura y Deporte; Jorge Millán Córdova, representante del Srio. Gral. de la Sección IV del SNTE; José Mijangos Cabrera, repesentante de la Sección Primera de Trabajadores del Estado al Servicio de la Educación, organización cuyo nombre nos costó mucho trabajo reseñar en esta página, en cuatro ocasiones; María Angelina Berzunza Chacón, Supervisora de la Zona 017 de Educación Preescolar; Raquel Isabel Rodríguez Flores, Carlos Rodríguez Sánchez, directores de la ENLEP "Prof. Pastor Rodríguez Estrada" y ENLEE "Problemas de Aprendizaje", respectivamente.

Dos ingenieros sustituyeron a los invitados del INDECAM y del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Calkiní: Félix López Herrera llegó por el señor Nelson Barrera Romellón, y Óscar Quintero Rodríguez subió al teatro de la Sociedad "Aurora" en lugar del C.P. Javier García González. Por último fue mencionado y saludado el jefe de la ENLEF, Prof. Cecilio Chan Balán, quien al hacer uso del micrófono afirmó que "en el quehacer educativo nos encontramos con personas que nos apoyan constantemente".

A través de la lectura de su discurso, destacó la labor pedagógica de los maestros, que tienen que comprender el esfuerzo de los alumnos. Agradeció a los padres de familia el haber confiado en la escuela y la inagotable voluntad puesta en la educación de sus retoños. Asimismo, exhortó a los jóvenes a no defraudar a la sociedad, actuando con una sana convivencia que promueva valores.

Antes de retirarse del estrado, exclamó: "Es el momento de decir adiós... ¡Adelante, muchachos y tengan el mayor de los éxitos! ¡Muchas gracias!

Intervino la presidenta municipal, madrina de la Octava Generación de la institución establecida el 11 de septiembre de 1991. Lo primero que dijo fue que no traía nada escrito para leer, que no redactó ninguna rima con qué hacer más agradable el momento. Eso sí, felicitó a los muchachos por haber concluido su carrera profesional, y solicitó su agradecimiento hacia los maestros, porque sin ellos no se podrían desenvolver ante nadie. Señaló que el aplauso es algo que nace del corazón; y que a ella le preocupa lo que los padres sienten en esos momentos, al ver a sus hijos alcanzar la meta anhelada. Antes de despedirse, agradeció "la preferencia a su persona para ser la madrina".

El toque romántico en el ambiente no tardó en presentarse, por medio de un grupo de artistas calkinienses, amparados bajo el título de "Voces y guitarras". Dirigidos por el Prof. Armando Caamal Matos, interpretaron las canciones "Una rosa para ti" y "De ti depende", que al ser traducidan en en lenguaje paródico, las letras se convertirían en otro mensaje a los educadores: "De ti depende que el trabajo sea para ti". Mario Can Pérez, Gilberto Cuevas Flores, Manuel de Atocha Caamal Avilez, Manuel Herrera Gutiérrez y Santiago Anchevida Chan armonizaron el inmueble, que hospedó a un público de 300 personas.

De los ritmos y ensoñaciones se pasó a la realidad. Los 44 graduantes fueron llamados a recibir el fruto de su constancia y disciplina en las aulas: sus Constancias de Estudios. Los flashazos y videocamarazos se empeñaron en caer sobre las figuras de cada uno de los animados condiscípulos, que se reunirían posteriormente en el local de la Sociedad "Kucab", a compartir sus ilusiones y recuerdos con amigos y familiares, ante el bullicio musical de "Miguel, el brujito de los teclados".

Jairzinio Reyes Fuentes exoneró de todo llanto a la concurrencia, con las "palabras de despedida", cuya introducción consistió en la lectura de algunos versos rimados, escritos por Azael Aké Cocom, maestro de la ENLEF.

A las 22:40 hrs., cuando gran parte de los graduantes "se tomó la foto", en compañía de la alcaldesa, terminó la cuarta y última Ceremonia de Graduación de las Escuelas Normales de Calkiní.