Volver a la portada

Con procesión, concluye el Novenario en honor a la Virgen de la Concepción

Nota del 14 de diciembre de 2013.
 

Domingo 8 de diciembre de 2013.- "Al igual que la Virgen María se preparó para la venida de Jesús, así debemos prepararnos en el Adviento  para recibir la Navidad...", recalcó el Pbro. José Luis Canto, Párroco de la ciudad, en su homilía, al celebrar solemne Eucaristía con motivo del día de la Virgen de la Concepción. Abarrotada de creyentes lució la cancha de usos múltiples del barrio La Concepción, donde se realizó la misa, presidida por Canto Sosa y el Pbro. Inocente Flores Dominguez, responsable del Curso Introductorio "Santa María de Guadalupe".

 
 

Como ya es tradición, con estos actos litúrgicos concluyó el Novenario anual a la Concepción, en la Capilla del barrio del mismo nombre.

En su mensaje, Canto Sosa destacó el Evangelio de San Mateo: cuando comenzó  Juan el Bautista a predicar en el desierto diciendo "conviértanse porque se acerca el reino de los cielos, acudían a escucharlo habitantes de Jerusalén y de toda la región del Jordán, saduceos y fariseos aceptaban el bautismo para que el agua era una señal de que estaban arrepentidos de sus pecados. Es importante que al  escuchar la voz de Dios vayamos  mejorando nuestras vidas, pero Juan al ver que no cambiaban su manera de vida los trata duramente, diciéndoles: "raza de víboras, quién les ha dicho que podrán escapar del  castigo que les aguarda?, hagan ver con obras su conversión". Es importante hacer caso de de la palabra de Dios, porque solo su palabra nos va invitando para ir confiadamente hacia Él.

 
 

Hoy, estamos celebrando a la Virgen de la Concepción; tenemos las imágenes de la Guadalupe, la Reina de la Paz; es la misma virgen en  otras advocaciones. Ella nos va recordando que así como ella se preparó para el nacimiento de Jesús debemos prepararnos para recibir al hijo de Dios, recordando que el Ángel Gabriel le anunció a María: "Eres llena de gracia, el Señor está contigo". Que la palabra de Dios, iluminados por el Espíritu Santo, y por la intercesión de María nos vayan guiando para vivir cristianamente los sacramentos y nos den la fuerza para dar testimonio, y no cerrarnos como muchas veces. Pidamos a la Virgen su bendición para ser cada día mejores cristianos...".

Al concluir la celebración de la misa, inició la procesión con la imagen que recorrió las calles aledañas al populoso suburbio. Una vez, más los numerosos creyentes demostraron su amor a esta venerada imagen, con cantos, tronar de voladores y aplausos.

El coro de voces "kelaia" que dirige Ricardo Tzel tuvo a su cargo los cantos de la celebración.

El día anterior, en la víspera de la Concepción, un cuarteto de trovadores y pobladores del barrio le cantaron una Serenata y Las mañanitas a la Virgen.





 
 
 
 
Fuente y fotos: Carlos Fernández Canul