c  
 
Volver a la portada

Con solemne Eucaristía celebran el Nacimiento de Jesús

Nota del 30 de diciembre de 2015
Por Carlos Fernández Canul
 
Jueves 24 de diciembre de 2015.- Con solemne  Eucaristía, fue celebrado el nacimiento de Jesús, en el templo de San Luis Obispo; la misa fue oficiada por el Pbro. Juan Kantún Huchim ante un recinto lleno de feligreses que se dieron cita para presenciar la tradicional "misa de gallo" (ahora se realiza en vísperas de la medianoche). El párroco hizo su entrada al templo acompañado de ministros y acólitos. El coro de voces que dirige Roman Tzel Briceño entonó los cantos apropiados para la celebración.

 

 

En su mensaje de Navidad, Kantún Huchim recalcó: la Navidad es compartir en familia, recordando que hace 2015 años la Iglesia recuerda el nacimiento del amor de Dios, hecho niño, y se ha hecho presente de generación en generación y nos toca a nosotros seguir cultivando ese amor.

Con esto celebramos la presencia real del amor a Dios en su hijo Jesús; debemos dar gracias por tantas bendiciones recibidas. Dios está loco de amor por nosotros, como dicen algunos santos, Dios creó al hombre y a partir de eso pone o su especial atención al ser humano.

Recordemos el momento en que el Ángel Gabriel anuncio a María del proceso de la creación y que culmina con el nacimiento, por lo que nosotros tenemos que ser mensajeros de ese amor y que nos compromete como creyentes  y sociedad de propagarlo.

La navidad es la oportunidad de compartir  de lo mejor que tenemos, amor, cariño. Así como Él nos comparte lo mejor de su hijo, hay que caminar con Él en todo momento de tristeza, alegría, con oración y sacramentos. La Navidad es para estar comunicados con Él. En nuestros problemas de la vida actual, recurrimos siempre a Él.

 
 

Kantún Huchim concluyó: La Navidad es estar en familia, como Jesús nace a través de una familia con su madre María y José su padre, ya que para eso Dios busca a María para enviar a su hijo. Recordemos que la familia es importante y celebremos la navidad con nuestros seres que mas amamos...

En el momento del canto del Gloria y, como ya es tradición, la familia Blanqueto Córdoba entregó al celebrante la imagen  del Niño Dios, la cual bendijo y de inmediato se colocó en el nacimiento (en la misa de 10 de la noche, la familia Balam Avilés fue la encargada de entregar otra imagen del Niño Dios).


Para concluir, el párroco -en nombre de él y de la Parroquia- envió un saludo de paz en esta noche de Navidad,

Como es tradición, los acólitos se encargaron de realizar la Adoración del Niño Dios, en la que numerosos feligreses se acercaron a tocarlo y acariciarlo. De igual manera, se bendijeron numerosas imágenes de Niños Dios.


 
 
 
Texto y fotos : Enviados por Carlos Fernández Canul, el 25 de diciembre de 2015