Volver a la portada

Consagran la capilla La Divina Providencia de las Madres Clarisas

Nota del 2 de abril de 2016.
 

28 de marzo de 2016.- El Obispo José Francisco González consagró la ampliación de la capilla La Divina Providencia de las Monjas de Santa Clara de Asís, que se encuentran en el Convento de San Luis Obispo. La ceremonia consistió en la consagración del altar, que incluye cuatro cruces incrustadas en cada esquina, así como seis que se encuentran en las paredes del inmueble, las cuales fueron ungidas con el Santo Crisma y óleos, incienso, velas y mantel blanco, así como la colocación en lugares del altar  de las reliquias de mártires mexicanos que el Obispo donó para la capilla.

 
 

En su mensaje, el Obispo recordó: La construcción del templo de Jerusalén que realiza el rey Salomón, en el siglo I, el cual es una obra de ingeniería y costosa muy grande para esa época, ya que el rey tuvo que empeñar gran parte de su territorio y que vino a ser un orgullo nacional; por eso, cuando los judíos le preguntan a Jesús, y Él responde que "derribaré y reconstruiré este templo en tres días", pero el se refería al templo de su cuerpo. Por eso es importante dedicar este espacio para el culto divino y la consagración, es como se consagra a un niño.

Vamos a bendecir las paredes, untar con crisma las cuatro cruces de las esquinas del altar y las seis cruces de las paredes, incenciar el altar y velas junto a las cruces, las cuales las monjas tendrán que encender cada 28 de marzo como símbolo de esta consagración. Se vestirá el altar con un manto blanco, que significa la pureza de Cristo; recodar la segunda lectura de hoy, que dice: somos templo vivo de Dios, por lo que debe ser puro y blanco y oler como los óleos. También se van a guardar reliquias de dos mártires mexicanos: Toribio Romo González, el cual matan el 24 de febrero de 1927, y José Sánchez del Río, que lo asesinan el 10 de febrero de 1927.

Que Dios nos ayude a ser templos vivos de él, y que se consagre para el culto divino, no sin antes agradecer a todos los que contribuyeron a esta obra como son los párrocos, monjas clarisas, al comité y a los bienhechores...

La abadesa, Sor Bernardita, agradeció a todos los que contribuyeron a esta obra, que servirá de mucho para nuestra misión encomendada y que Dios les bendiga.

 
 

Presentes en esta ceremonia religiosa, y de gran relevancia para la ciudad, los sacerdotes Juan Eliodoro Kantún Huchim (párroco), José Luis Canto Sosa, Rogelio Ávila Gamboa, Alejandro Uc, Gilberto Lemus, Liborio Bucio Lima, Francisco Javier Becerra (vicario), Juan Pablo Valadés y Tomás Alva, así como fray David Pool Paredes, madres clarisas, ministros, acólitos y numerosos feligreses.

Además estuvo Betty Noemí Carcaño Gómez, representante del Comité Pro Restauración "La Divina Providencia", quien agradeció a todos el apoyo brindado -ya casi a tres años de haber iniciado esta obra-. "Hoy, vemos el esfuerzo del trabajo realizado, ya que hicimos un sinfín de actividades para lograr esta obra que hoy vemos casi ya terminada. Gracias a todos".

Se informó que que las hermanas clarisas franciscanas llegaron en el año de 1982 y se les permitió usar la capilla del Santísimo por dos años, para después  ocupar un cuarto y, posteriormente, un espacio más amplio, el cual desde su llegada han logrado restaurar (el convento), el cual luce una imagen hermosa. "Ahora ya contamos con 33 hermanas y ahora con un espacio más amplio para nuestra misión de oración, gracias al apoyo altruista de los calkinienses".

El coro de voces "Scolas Cantón", de la ciudad de San Francisco de Campeche, tuvo a su cargo los cantos de la celebración.


 
 
 
Texto y fotos: Carlos Fernández Canul