Volver a la portada

Misa de Navidad: "Hoy nos ha nacido el salvador del mundo..."

Nota del 27 de diciembre de 2016.
 
 

Sábado 24 de diciembre de 2016. (Por Carlos Fernández Canul).-

Esta noche, en el templo de San Luis Obispo, con solemne misa numerosos feligreses celebraron el Nacimiento de Jesús, ritual que ya tiene 2016 años de la Era Cristiana.

Acólitos, ministros de la Eucaristía y sacerdote hicieron su entrada al recinto para dar inicio a la Misa de Navidad.

 

 

En el momento de entonarse el canto de Gloria, un matrimonio trajo la imagen del Niño Dios, la cual fue colocada en la cuna del pesebre instalado en el centro del altar mayor.

En su homilía y mensaje de Navidad, el párroco Juan Eliodoro Kantún destacó:

Damos gracias a Dios porque desde el cielo, vino, bajó y decidió estar con nosotros; vino para mostrar su extraordinario amor a cada uno de nosotros. Esta noche debemos de tener una actitud de agradecimiento a él; él tiene su residencia en el cielo y decide venir.

Hoy celebramos el misterio de la encarnación. San Pablo nos dice en su Carta donde manifiesta un himno a Cristo, siendo Dios se anonadó a sí mismo, se humilló y se hizo como nosotros. Hoy es una noche de fiesta, de compartir el misterio del abajamiento de Dios; él no se valió de sus privilegios, cuando en su cruz  el ladrón le dice: tú que has salvado a muchos por qué no te salvas...

El amor de Dios es la humildad, es lo que celebramos hoy; portar esta humildad para prolongarla, servir, ayudar, el vino para servir. Caminó, ayudó, curó al pueblo; ya tiene 2016 años que nació y nos guiamos en la era cristiana, valorar de ser instrumentos de su amor para prolongarlo en su esperanza y su verdad.

 
 

Estamos viviendo en este momento histórico, en que nos sentimos oprimidos por la violencia y muchas otras cosas, pero qué hemos hecho. Hay  que abrir el corazón para que Jesús sea nuestro guía, para que en medio de este ambiente tan complejo que nos rebasa, podamos ser un signo de esperanza.

Nuestro compromiso de hoy tiene que ser así, no podemos esperar que él lo venga hacer, como el arcángel Gabriel le dijo a María, esto  no puede seguir, él ha hecho lo que tiene que hacer  y cada uno de nosotros debemos de seguir su ejemplo, no convertir la Navidad en dar cosas materiales, efímeras; dar nuestra persona al servicio esel mejor regalo.

Él vino a traer paz, luz, alegría y la salvación; seguir comprometidos, de ser sus manos, sus pies para servir, para que se haga presente en todos los hogares en esta Navidad, servir y dar es el mejor regalo de Jesús...

Al finalizar su homilía, el prelado envió su felicitación a todo el pueblo de Calkiní, deseando de corazón paz, armonía, y que Dios nos siga bendiciendo con salud...

Como ya es tradición, el párroco cargó en sus manos la imagen del Niño Dios, para que los feligreses le rindieran la Adoración al Niño.

El coro de voces "Berith" tuvo a su cargo los cantos de la celebración.

 
 
 
 
 
Texto y fotos: Carlos Fernández Canul