Volver a la portada

Encuentro histórico de dos imágenes, con motivo del Centenario de las Apariciones de la Virgen de Fátima

Nota: 13/03/2017

Por Carlos Fernández Canul

 

Un momento histórico se vivió cuando la imagen de la Virgen de Fátima arribó este día a la Parroquia de San Luis Obispo para más tarde encabezar una peregrinación, junto con el Cristo de la Misericordia.

Las dos imágenes fueron acompañadas por numerosos feligreses, con tronar de voladores, rezos y cánticos; recorrieron la calle 20 hasta llegar a la 7, arribando a la colonia donde se ubica la Capellanía en honor a la Virgen de Fátima.

Cabe mencionar que este acto religioso es con motivo del Jubileo del Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal.

En la cancha techada de la colonia Fátima hicieron su entrada las dos veneradas imágenes, Fátima y el Cristo de la Misericordia, las cuales fueron recibidas con fuertes aplausos y cánticos...

 
 

La solemne Eucaristía fue concelebrada por los sacerdotes Juan Eliodoro Kantún Huchim (párroco), Efraín Jiménez Jiménez y Eduardo Hernández Orozco (rector y director espiritual, respectivamente, del Curso Introductorio "Santa Maria de Guadalupe" de esta ciudad).

En su mensaje, Hernández Orozco destacó: Este encuentro entre la Virgen de Fátima y el Cristo de la Misericordia nos recuerda que en el año de 1917, el año en que la Fátima apareció en la ciudad de Fátima, desconocida para el mundo con solo 2500 habitantes, se ubica en Lisboa (...)  casi cerca del centro de Portugal, hoy es famosa por la aparición de la Virgen, que se manifestó a niños de edad corta: Lucía de 10 años, Francisco de nueve y Jacinta -hermana menor de Francisco-; tres humildes pastorcitos que tuvieron la dicha de ver a la Virgen.

Año del 2017, en un pueblo hoy llamado Calkiní, del estado de Campeche, 100 años después de este acontecimiento extraordinario, Dios quiere manifestarse como persona y sucede este histórico acontecimiento de que el Cristo de la Misericordia viene como peregrino a visitar la casa de la madre de Jesús, a la capilla consagrada a ella, por lo que vivimos un momento de gracia como hace 100 años y hoy lo hacemos vivo.

 
 

Tal vez no seamos campesinos ni pastores como esos niños; tenemos varios trabajos, pero hay algo que nos hace reflexionar: es esa fe que según el amor de Dios nos hace estar como familia, pidiendo por el perdón de los pecados. Igual que aquellos pastores, decimos: Dios, yo adoro, yo creo, y espero perdón por los que no creen; y esta oración sigue latente hasta ahora.  ¡ Viva la Virgen de Fátima, ¡viva el Cristo de la Misericordia!, gritaron los presentes en coro.

Al concluir la celebración, las imágenes fueron devueltas a sus respectivas capillas.

Cabe mencionar que en este año se cumplen 65 de que se venera a la Virgen de Fátima en esta colonia, conocida con el nombre de Fátima.

 
 
 
Texto y fotos: Carlos Fernández Canul