c  
 
Volver a la portada

Misa de Resurrección: Bendicen fuego, cirio pascual y agua

Nota del 18 de abril de 2017.

Programa de Semana Santa 2017

 

Sábado 15 de abril de 2017 (Carlos Fernández Canul).- Solemne Misa de Resurrección se realizó en la Parroquia de San Luis Obispo, donde numerosos fieles presenciaron los tradicionales ritos que culminan con la Semana Mayor. A las puertas del templo, el presbítero Juan Eliodoro Kantún bendijo el Fuego Nuevo, para luego encender el Cirio Pascual, y le grabó las letras griegas Alfa y Omega -que quieren decir principio y fin-, trazó la cruz y los números del año en curso, alzando el cirio: Cristo luz del mundo.

 

 

Posteriormente, inició la procesión hacia el altar mayor, todo en penumbras; de inmediato, comenzaron las lecturas bíblicas: el Génesis, el Éxodo, del profeta Isaías, de Baruc, de Ezequiel, etc. Continuó con  la Eucaristia; y, al entonarse el canto del Gloria, se prendieron las luces y apareció a un costado del altar mayor la imagen de Cristo Resucitado, el cual subía hacia  arriba. Repique de campanas, aplausos, cantos y luces artificiales le dieron gran realce a esta ceremonia.

En su mensaje, el prelado destacó: Hoy, Cristo ha resucitado; que la luz de Jesús resucitado y glorioso disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu.

Recordó los pasajes en donde los discípulos de Cristo tuvieron mucho miedo, cuando lo apresaron  para ser llevado para su sacrificio, cuando Pedro dijo que no lo conocía. Hoy, Jesús está vivo y nos anuncia con su resurrección la victoria sobre la muerte. ¡Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí tendrá la ida eterna¡, ¡yo soy el buen pastor! Hoy celebramos la victoria de un suceso extraordinario, Jesús está vivo y nos puede sanar de muchas grietas en nuestras vidas.

 
 

Hay que tener esperanza y agarrados de las manos junto con Cristo saldremos adelante de nuestros problemas de cualquier índole, ya sea de salud, social, económico, etc. ¡Señor, tú tienes palabras de vida eterna¡ Actualmente, nos estamos destruyendo y solo él nos puede salvar; hay que afianzarnos de su mano para salir adelante y no tener miedo ante cualquier adversidad. Les invito a festejar esta Luz de Cristo, y vivamos su gloriosa Resurrección. Que así sea...

En la misma celebración se bendijo el agua. Se realizó la renovación -para todos- del sacramento del bautismo; primero, se encendieron numerosas velas del cirio pascual, que significa la luz de Cristo, y después se bendijo a todos con agua bendita.

Al terminar la misa, el celebrante deseó felices pascuas: Vivamos con Cristo esta nueva luz de esperanza que nos trae. Aleluya, Aleluya...

Cabe mencionar que se realizaron dos celebraciones eucarísticas: a las 8:00 pm. y 10:00 pm.
 
 
 
Texto y fotos: Carlos Fernández Canul