Cambios Económicos y Sociales en el Municipio de Calkiní y sus localidades 2000-2010
    
VÍCTOR SUÁREZ ARCILA
CON LA COLABORACIÓN DE FELIPE CASTELLANOS ARCILA Y CARLOS SUÁREZ ARCILA
   Inicio
1.0.- LOS NIVELES DE POBREZA EN EL ESTADO DE CAMPECHE Y EL  MUNICIPIO DE CALKINÍ, 2000, 2005, 2010
 

Todavía cuando el combate a las desigualdades sociales y económicas constituye una de las más altas prioridades de la política social de los gobiernos de México, en la primera década del siglo XXI, la pobreza y la desigualdad social y económica persisten como dos de los problemas de mayor relevancia en el desarrollo del país. En la actualidad casi el 50% de la población de México vive en condiciones de pobreza y alrededor de un 15% de ese sector en pobreza extrema.

En los últimos años del siglo pasado se empezó a contar con información más precisa sobre estos fenómenos socio-económicos; pero fue a partir de la Encuesta Nacional  de Ingreso y Gasto de Hogares (ENIGH), de  los  estudios del Consejo de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y del Consejo Nacional de Población (CONAPO), con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cuando se mejoraron los instrumentos de medición. De modo que se cuenta ya con cifras que permiten identificar las inequidades sociales y económicas que están presentes en amplios sectores de población en el territorio nacional, como es el caso de los municipios rurales, con alta presencia de población indígena.

Al respecto es importante mencionar el informe del CONEVAL, donde señala que la población indígena registra los indicadores más agudos de pobreza y marginación, además de los índices más desfavorables de desarrollo humano; continúa el reporte señalando que en México de una población nativa de aproximadamente siete millones, 4.4 millones enfrentan rezago educativo, poco acceso a los servicios de salud, seguridad social, vivienda y alimentación, además hay 2.7 millones que se encuentran en pobreza multidimensional extrema, es decir, el 40.2% de ese sector de la población. En nuestra entidad, en la zona norte se encuentran los municipios con mayor presencia de población indígena, siendo Calkiní, uno de ellos, (el 72.1% de la población de tres años y más según el INEGI 2010.)

Consideramos también de utilidad en el presente trabajo, dejar en claro el concepto de pobreza, de acuerdo con el punto de vista de algunos  especialistas y el CONEVAL:

La pobreza es una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un desgaste del nivel y calidad de vida de las personas, tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable. El concepto de pobreza es fundamentalmente económico, aunque también tiene impactos políticos y sociológicos. En muchos países del tercer mundo, la situación de pobreza se presenta cuando no es posible cubrir las necesidades incluidas en la canasta básica de alimentos. La pobreza extrema es el estado más severo de pobreza, cuando las personas no pueden satisfacer varias de las necesidades básicas para vivir como alimento, agua potable,  vivienda y cuidado de la salud. Wikipedia. (www.wikipedia.org)

Las opiniones que algunos académicos tienen sobre las causas y la permanencia de la  pobreza, nos acercan  más al conocimiento de este complejo problema. Presentamos a continuación algunas de ellas:

El economista  Mancur Olson, autor de “Auge y decadencia de las naciones” (www.wikipedia.org) se preguntaba por qué había sido tan diferente el desempeño económico de las ex colonias hispanas con respecto a las inglesas, mientras éstas se transformaron en tierra próspera, plena de oportunidades y con un alto nivel de vida para sus habitantes, las otras a pesar de sus abundantes recursos naturales sólo supieron perpetuar su pobreza. Según él, es debido a las “ideas que tienen un gran ascendiente sobre las políticas y las instituciones que las sociedades eligen”. Las ideas que surgieron en Gran Bretaña y España en el siglo XVII han continuado jugando un papel considerable en el desarrollo de sus ex colonias.

Por su parte el sociólogo argentino Guillermo Yeatts (www.guillermoyeatts.com.ar) en su libro “Raíces de pobreza: las perversas reglas de juego en América Latina” (Argentina, 2000) analiza a través de la historia, la innegable relación entre las instituciones formales e informales predominantes en América Latina y su pobre rendimiento económico, llegando a la misma conclusión que el Profr. Olson, y señalando con énfasis las diferencias. entre los procesos de conquista y colonización de España y Gran Bretaña: “conquista pública versus colonización privada; imposición de una fe versus búsqueda de libertad religiosa; inmigración de militares, nobles, sacerdotes y burócratas versus inmigración de agricultores y comerciantes; inmigración predominantemente masculina versus inmigración de familias; administración centralizada versus autonomía de las colonias; fuerte rol de la Corona en pos de la obtención de la renta minera versus escasa injerencia del gobierno. Así mismo Yeatts señala que en la América Anglosajona las instituciones formales e informales liberaron creativamente las energías de los individuos favoreciendo la creación de riquezas en un marco de competencia, el respeto por la libertad individual y la propiedad privada entre otros beneficios. Mientras tanto en América Latina las reglas del juego orientaron las energías de sus mejores hombres hacia la obtención de prebendas, privilegios, mercados cautivos, restricciones a la competencia internacional, empleos públicos, que llevaron a la sociedad a un estado de esclerosis productiva permanente.

 

Rigoberto Steward (www.rigobertosteward.com) sociólogo costarricense, al comentar el libro “Raíces de Pobreza” nos recuerda que nuestro infortunio se debe a que las reglas del juego de la España medieval fueron trasplantadas al Nuevo Mundo y generaron una América estamental en lo social, monopólica en lo religioso, rentista en lo fiscal y corporativa en lo económico. Más de cinco siglos después de su descubrimiento señala que América Latina no ha podido escapar de las garras de esas perversas reglas y de su crónica pobreza y continúa siendo una sociedad de distribución y no de creación de riquezas.

En su estudio “Los cinco principales factores de la pobreza, Factores no síntomas” Phil Bartle, hace la diferencia entre causas y factores de la pobreza “causa puede ser algo que contribuye al origen de un problema, como la pobreza, mientras que un factor puede ser algo que contribuye a su perpetuación cuando ya existe”. Entre las causas históricas de la pobreza menciona  la guerra, las invasiones, el colonialismo y la esclavitud. Para este académico los factores de la pobreza como problema social son: la ignorancia, la enfermedad, la apatía, la dependencia y la corrupción. A diferencia de las causas que no pueden ser cambiadas porque la pobreza ya existe, sobre estos cinco factores que la perpetúan, se debe actuar. (www.google.com.mx)

Carlos Elizondo Mayer- Serra, en su libro “Por eso estamos como estamos. La economía política de un crecimiento mediocre (México, D.F. 2011)” señala “México no solo ha crecido en forma inadecuada: tampoco hemos sido capaces de construir una sociedad que reparta mejor la riqueza. El resultado es una sociedad con más pobres que en países con ingresos comparables al nuestro” y también señala que en la década de 1996 a 2006, el Coeficiente de Gini (mide la desigualdad) mejoró cinco puntos. “A pesar de esta esperanza, la región latinoamericana en su conjunto es la más desigual del mundo. Esto se debe en alguna medida a los mecanismos originales de conquista, basados en el control de una élite de origen europeo sobre el resto de la población, y a procesos de independencia que no lograron construir estados estables basados en derechos universales”.

La pobreza no sólo es falta de ingresos para atender las necesidades básicas de consumo; en realidad tiene muchas dimensiones: condiciones educativas y de salud inadecuadas, falta de acceso a los servicios básicos, vulnerabilidad, baja autoestima y exclusión social (Banco Mundial, 2004).

Junto con los estudios del CONEVAL, vale la pena comentar un poco el trabajo que sobre pobreza y desigualdad  realizó el Dr. Miguel Székeli y que fue publicado por la Secretaria de Desarrollo Social en julio de 2005, con el título de” Pobreza y Desigualdad en México entre 1950 y 2004”, el Dr. Székeli señala en el estudio, que la población en condición de pobreza  alimentaria, de capacidades y de patrimonio se reduce de manera continua e importante entre 1950 y 1984, permanece casi constante entre 1984 y 1994 y después aumenta significativamente en 1996 como consecuencia de la crisis macroeconómica por la que atravesó el país. El incremento en 1996 llevo a la pobreza a niveles similares a la observada a principio de los años 60. Entre 1996 y 2004 vuelve la tendencia de reducción de la pobreza, al grado de que se revierte el efecto de la crisis de 1994-1995 y en el año  2004 se registran los menores niveles de pobreza de los últimos 54 años. Su estudio también encontró que en el período 1950-2004  ha existido una correlación inversa entre pobreza y crecimiento económico (a mayor crecimiento económico menor pobreza), y una fuerte correlación positiva entre pobreza y la inflación (cuando aumenta la inflación aumenta la pobreza) y entre pobreza y desigualdad (al aumentar la desigualdad aumenta la pobreza).

Sin duda las opiniones y puntos de vista de los especialistas antes mencionados  nos ayudan a entender con mayor claridad el tamaño  y la complejidad de este  fenómeno socioeconómico.

La medición de la pobreza en nuestro país hasta 2005 se desarrollaba desde una perspectiva  unidimensional, en la cual como ya señalamos se utilizaba el ingreso como una aproximación del bienestar económico de la población. A pesar de su evidente utilidad y de su amplia aceptación en el orden mundial se argumentaba que una de sus principales limitaciones consiste en que el concepto de pobreza comprende diferentes componentes o dimensiones, es decir, se trata de un fenómeno de naturaleza multidimensional.

 
 
 
Fuente: Cambios Económicos y Sociales en el Municipio de Calkiní. Víctor M. Suárez Arcila, con la colaboración de Felipe J. Castellanos Arcila y Carlos F. Suárez Arcila.- A.C. "El Corazón de Ah Canul". Diseño de portada: Pablo Noh Avilés. Edición de la LXI Legislatura del H. Congreso del Estado de Campeche y SEDESORE, agosto de 2013. 136 páginas.
 
Diseño digital en calkini.net: Santiago Canto Sosa, junio de 2014