Municipio
Inicio de la página  
 
1539 Entierro de un jefe maya. Dibujo de Renán Suárez Cárdenas

Texto copiado, literalmente, de la página 38 del libro "Historia Gráfica de Calkiní", de Manuel Herrera Pech.

 

Montejo tomando en cuenta la reacción que el pueblo podría tomar, por el entierro del jefe, aligeró con la ayuda del intérprete los detalles para la entrega, en una fecha que acordó con Nabatúm Canché Canul, a quien dejó como jefe, con la aprobación de los altos jefes y los hechiceros.

NABATUM CANCHE CANUL, sucesor de su hermano, el cual muriese en el combate, juró lealtad al conquistador, Montejo a su vez ofreció respetar las costumbres de los Mayas y partió para volver a los dos años.

Libres de la presencia de los conquistadores y de los caballos que causaban horror, organizaron el entierro hasta la isla JAINA, un cortejo fúnebre al que asistieron varios jefes y gentes de otros lugares.

En ninguno de los archivos encontré la fórmula que hubieran utilizado para la conservación de los cadáveres dadas las circunstancias, para llevar el cadáver a la isla, que antes se contaba dentro de los dominios de los Canul, después del entierro los jefes y hechiceros se dedicaron a la pacificación total, en precaución de cualquier atentado. (Manuel Herrera Pech)

Volver Avanzar