c  
 
Volver a la portada

Nutrida Procesión del Cristo de la Misericordia. Culmina Novenario

Nota del 3 de noviembre de 2017.
 

30 de octubre de 2017. (Por Carlos Fernández Canul). Numerosos calkinienses acompañaron la imagen del Santo Cristo de la Misericordia que en su tradicional Procesión recorrió el centro histórico de esta ciudad. Una verdadera demostración de fe, amor y calor humano se vivió esta noche.

Como cada año, los pobladores le demuestran su amor a esta venerada imagen, la cual arribó a estas tierras pocos años después de la Conquista.

Gremios en honor al Cristo de la Misericordia 2017

 

 

A las 7 de la noche inició solemne misa en el templo de San Luis Obispo, presidida por Juan Eliodoro Kantún Huchim (párroco), Fray David Pool Paredes y el Pbro. Francisco Javier Higuera.

En su prédica, Francisco Javier mencionó: Muy queridos hermanos, embajadores todos de Jesús, hoy nos encontramos para dar gloria a Dios y reconocer su misericordia; como dice el Salmo, la misericordia del Señor es eterna, es la puerta de su corazón. Jesús, desde su cruz, nos regala su corazón y su misericordia; es honroso contemplar su gloria, es la luz del Señor.

Hay que tomar conciencia para retomar el camino de salvación; si tú estás en pecado, te perdona de corazón, porque es bueno y misericordioso. Él nos ahuyenta del pecado mortal. El reino de Dios es como un grano de mostaza, que se hace grande en su reino. Contemplemos a este santo Cristo que nos regala su misericordia; tenemos que corresponderle y seguirlo a él...

 
 

Al concluir la misa, comenzó la Procesión con la imagen, la cual fue cargada por jóvenes, para recorrer las calles del centro histórico de la ciudad de Calkiní, al repique de campanas, tronar de voladores; en los cielos se elevaron los globos de papel de China, elaborados por Julio (Mulix) Escobar.

El Coro "Berith" acompañó el paseo, entonando el Himno al Cristo (escrito por Jorge Anchevida Chan).

Eran las 9:15 pm. cuando la imagen entró de nuevo a la nave central del templo, cientos de globos, papel picado, lo recibieron junto con aplausos, vivas, lágrimas de numerosos fieles; le ungieron con flores, rudas, manos, palpándose un calor humano.

Así, lo acompañaron hasta llevarlo a su Nicho, ubicado en la capilla del Santísimo, donde fue resguardado; eran las 9:26 pm cuando las puertas del aposento de la imagen se cerraron.

 
 
 
Texto y fotos (2 y 4): Carlos Fernández Canul / Fotos (1 y 3): Santiago Canto Sosa